El tratamiento antirreflectante es imprescindibles en la optometría – Sus delicadas capas se crean bajo vacío

El tratamiento antirreflectante es imprescindibles en la optometría – Sus delicadas capas se crean bajo vacío

Las lentes con tratamiento antirreflectante aumentan los niveles de confort para los usuarios de gafas y mejoran la calidad de las lentes complejas. El tratamiento antirreflectante se aplica en alto vacío.
Anti-reflective-coatings-lenses-3.jpg

Los tratamientos antirreflectantes no solo mejoran considerablemente el confort de los usuarios de gafas, sino que también aumentan su seguridad. Sin esta precaución, tendrían que soportar fuertes reflejos. De noche, por ejemplo, los faros de un vehículo que se acerca desde atrás podrían cegar peligrosamente al usuario.

La importancia de obtener buenas imágenes

Los microscopios, los telescopios y las lentes de las cámaras también dependen de los tratamientos antirreflectantes. Sin ellos, las lentes de aumento con más de diez elementos no tendrían sentido: una parte de la luz reflejada siempre rebotaría al siguiente elemento de la lente. Dado que este reflejo de un lado a otro crece exponencialmente en función del número de elementos de lentes, se producirían puntos de luz extremadamente molestos en la imagen o se crearía un velo borroso por encima.

El reflejo se produce en la barrera entre el aire y el cristal. Un tratamiento antirreflectante impide este efecto creando barreras adicionales: a la superficie de cristal se aplica una capa transparente extremadamente fina formada por una sustancia diferente. De este modo, la luz pasa por dos barreras reflectoras: entre el aire y el recubrimiento y entre el recubrimiento y el cristal.

Interferencia destructiva

Gracias a esto, se producen dos reflejos y los rayos separados recorren distancias diferentes. Las ondas ya no oscilan de forma sincronizada en su recorrido de vuelta. Si el valle de una onda coincide con el pico de la otra, estas dos ondas se cancelan mutuamente. Los optometristas llaman a esto interferencia destructiva. Y si se aplican varias capas para crear múltiples barreras, el efecto reflectante se puede eliminar casi completamente.

Cada capa tiene solo unos pocos nanómetros de grosor. Para producir estas capas tan delicadas se utiliza un proceso llamado deposición física del vapor (PVD, por sus siglas en inglés). El material del recubrimiento sólido se evapora utilizando varios métodos o se pulveriza mediante el bombardeo de iones y, a continuación, se aplica a las lentes. Todos estos métodos tienen una cosa en común: necesitan una cámara de vacío, ya que el proceso solo funciona en alto vacío. El grupo Busch ofrece una gran variedad de bombas de vacío para esta tarea.

Para crear los recubrimientos antirreflectantes se utilizan materiales transparentes que tienen un índice de reflexión distinto al del cristal. El efecto antirreflectante de alta calidad se crea apilando varias capas de estos materiales. La calidad de la lente depende enormemente de la uniformidad de estas capas. El mismo principio se aplica a otras capas funcionales aplicadas a las lentes de las gafas modernas.

Una capa de polarización, también conocida como filtro polarizador, garantiza que las ondas de luz verticales reflejadas no atraviesen el cristal y lleguen al ojo. Las ondas de luz como esta se forman principalmente por reflejo, por ejemplo, cuando la luz del sol rebota sobre la calle mojada. El filtro polarizador minimiza el deslumbramiento, facilita una visión con mayor contraste y mejora la percepción del color.

Una capa antiestática evita la acumulación de carga estática y de fuerzas de atracción no deseadas. Gracias a una capa con efecto loto, la suciedad y la grasa de la piel no se pegan tanto a la lente; esta capa también permite que las gotas de agua resbalen. Una capa elástica dura protege la lente –que suele estar hecha de un plástico relativamente blando– contra pequeños rasguños y otros efectos mecánicos. Por razones de funcionalidad, la capa endurecida debe aplicarse directamente sobre la lente. Sobre ella se aplican el tratamiento antirreflectante y otros acabados especiales. Una vez aplicadas las capas adhesivas adicionales, puede haber más de diez capas en un lado de la lente.


Suscríbase al boletín "World of Vacuum"
Suscríbase hoy mismo y manténgase al día de las novedades del mundo de la tecnología de vacío.

SUSCRIBIRSE