Medicina de cáscara de huevo - El vacío permite unos apósitos para heridas innovadores

Medicina de cáscara de huevo - El vacío permite unos apósitos para heridas innovadores

Las heridas crónicas suponen un grave problema en la medicina. Un nuevo tipo de apósito podría ser de gran utilidad. Este innovador apósito está hecho de la fina membrana que se adhiere al interior de la cáscara de huevo. Los soplantes de Busch se utilizan para generar vacío y sobrepresión para el transporte de este delicado material.
Eggshell-membrane-wounds-4.jpg

Según el Colegio Americano de Cirujanos, 6,5 millones de personas sufren heridas crónicas solamente en Estados Unidos. Esto puede provocar un dolor constante a las personas afectadas. El problema se agudiza con el desarrollo demográfico: la capacidad de curar las heridas se reduce con la edad.

El problema de la cobertura

Existen numerosos materiales de cobertura para el tratamiento de heridas crónicas. Pero, hasta ahora, no hay ninguno que sea adecuado para todas las heridas, y ninguno puede garantizar que se curen. Un nuevo material podría mejorar el cuidado de las heridas y volverlo más eficiente. Ha sido desarrollado por la empresa noruega Biovotec. Esta membrana única está formada por colágeno y otras proteínas y está fabricada a partir de la membrana interior de la cáscara de los huevos de gallina como materia prima.

Este apósito para heridas de Biovotec ha obtenido unos resultados muy buenos en experimentos con animales. La fase actual de pruebas en pacientes también promete buenos resultados. Se espera que el uso clínico de este parche único se apruebe a principios de 2020.

Materia prima delicada

No siempre es fácil pelar un huevo duro: la fina membrana de la cáscara se suele adherir al huevo duro y se desgarra fácilmente al pelarlo. Por esta razón, la tarea de separar mecánicamente la cáscara y esta delicada membrana no es nada sencilla. Los detalles de cómo la empresa noruega Adigo ha resuelto este proceso y cómo Biovotec lo gestiona es alto secreto.

La materia prima procede de un fabricante alimentario. Las máquinas rompen y procesan hasta 100 000 huevos por hora. En la planta de producción de Adigo para Biovotec se preparan las cáscaras en un proceso formado por varias etapas. A partir de 600 kilogramos de cáscaras de huevo pueden obtenerse unos 23 kilogramos de membrana.

Los soplantes de lóbulos rotativos Tyr y los soplantes de canal lateral Samos se ocupan del transporte del material entre los distintos pasos del proceso. Estos equipos generan vacío o sobrepresión para aspirar la cal y la membrana de la cáscara durante su paso por el sistema, o para moverlas por soplado.

Las últimas cifras de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) son del año 2013. En aquel momento, los japoneses lideraban la clasificación con un consumo anual per cápita de 19,15 kilogramos de huevos de gallina. Paraguay ocupaba el segundo lugar con 18,83 kilogramos, seguido de cerca por la República Popular China, con 18,76 kilogramos per cápita al año. Muy por detrás de ellos figuraba Alemania, con 12,20 kilogramos. Los países con el consumo de huevos más bajo registrado son los de África Oriental y Central.


Suscríbase al boletín "World of Vacuum"
Suscríbase hoy mismo y manténgase al día de las novedades del mundo de la tecnología de vacío.

SUSCRIBIRSE