5 Elements of Efficiency

Diseño, recuperación de calor, control, centralización y experiencia: estos cinco elementos determinan la eficiencia de los procesos de vacío. Optimizar estos elementos y su forma de interaccionar generará la mejor solución.

La importancia de tener en cuenta todos los elementos:

un enfoque integral sobre la eficiencia del vacío

Optimizar la eficiencia de las aplicaciones de vacío puede suponer un ahorro considerable. Por ello, vale la pena analizar la generación de vacío en toda su complejidad.

Aunque es importante seleccionar las bombas de vacío adecuadas y todos los componentes para una aplicación de vacío, este no es el único factor que determina la eficiencia. Ni siquiera la mejor tecnología puede alcanzar su verdadero potencial si no interactúa a la perfección con el proceso. Por tanto, la adaptación a los requisitos del proceso es un factor clave. Es por ello que la elección de los componentes de vacío siempre debe basarse en los requisitos de cada proceso y no solo en la comparación de los datos de rendimiento de cada componente por separado.


En los procesos de vacío no existe una solución sencilla que sea eficaz sin tener en cuenta todas las condiciones del proceso. Además, la tecnología de última generación que ofrece un nivel óptimo de eficiencia energética nunca podrá desarrollar todo su potencial si no se adapta al proceso. Con lo cual podemos concluir que para conseguir unos resultados óptimos, estabilidad del proceso y una gran disponibilidad, así como el nivel de rentabilidad más alto posible, debe realizarse un examen exhaustivo de todos los elementos.

El concepto 5E de Busch tiene en cuenta todos estos factores. 5E hace referencia a los cinco elementos clave que determinan la eficiencia de los procesos de vacío: diseño, recuperación de calor, control, centralización y experiencia.

 

Benefíciese de nuestra experiencia

Suscríbase a nuestro boletín informativo «La eficiencia del vacío»

Nuestro objetivo como especialistas en sistemas y bombas de vacío es incrementar la eficiencia global en relación con la estabilidad del proceso, la disponibilidad y la rentabilidad. Tener un conocimiento profundo de todas las variables del proceso es lo único que hace posible conseguir una configuración óptima. Benefíciese de la experiencia que hemos adquirido trabajando en miles de proyectos en todo el mundo en el ámbito de la configuración de procesos que funcionan con vacío.
 

Eficiencia en el diseño

Líderes en rendimiento y eficiencia gracias a la mejora continua

El diseño y la calidad de las bombas de vacío son de vital importancia para los costes relacionados con el rendimiento, la eficacia y la duración total de la vida útil.

Hay muchas formas de generar vacío. Sin embargo, normalmente es solo un principio operativo el que aporta la máxima eficiencia posible para una aplicación concreta. Por tanto, la configuración del principio seleccionado es la clave para el factor de eficiencia. De hecho, el suministro de un vacío eficiente empieza en el diseño del componente principal: la bomba de vacío. La forma en la que se genera el vacío, el diseño de las trayectorias de flujos, la distribución de la temperatura, la relación espacial de las cámaras de compresión dentro de la bomba de vacío... Todos estos factores tienen un papel decisivo.

Nuestros equipos de investigación y desarrollo a escala global están trabajando continuamente para optimizar las tecnologías probadas y desarrollar nuevos productos con el fin de conseguir una generación de vacío todavía más eficiente y ofrecer una amplia gama de productos. La experiencia adquirida en miles de instalaciones en todo el mundo y la estrecha cooperación con los clientes son dos factores clave en los que basamos el desarrollo y la mejora de las bombas de vacío Busch.


Eficiencia en la recuperación de calor

Eficiencia gracias a la óptima utilización del calor del escape de la bomba

Durante su funcionamiento, las bombas de vacío convierten la energía cinemática en energía térmica. Los sistemas de recuperación del calor pueden aprovechar esta energía.

Hasta las bombas de vacío más eficientes generan calor durante su funcionamiento, el cual suele liberarse al entorno. En lugar de desaprovechar esta energía simplemente eliminando el calor de escape, la energía consumida puede recuperarse en gran medida para reutilizarse en otras áreas de la empresa. Por ejemplo, para generar agua caliente o para calentar espacios o edificios. Como norma general, se puede recuperar entre un 50 y un 70 % del consumo de energía del motor.

La energía térmica que emiten las bombas de vacío no solo se desaprovecha, sino que además tiene un fuerte impacto en la temperatura ambiente de la zona de producción. En salas con aire acondicionado, este calor debe compensarse con el sistema de aire acondicionado, lo cual implica un consumo energético mayor y, por tanto, un coste energético también superior.

Por ello, el uso de intercambiadores de calor en procesos de generación de vacío permite reducir el consumo global de energía y las emisiones de CO2, con lo cual tiene un impacto positivo tanto en el medioambiente como en los costes energéticos.


Eficiencia en el control

Sistemas de control de vacío inteligentes para un funcionamiento eficiente

El control de los sistemas de vacío perfectamente adaptado a la producción garantiza unos resultados y una estabilidad del proceso óptimos.

Cada aplicación de vacío tiene unas características específicas. La demanda de vacío suele variar dentro de los procesos de producción. Idealmente, el suministro de vacío debe estar sincronizado con la demanda, lo cual supone un ahorro en costes de funcionamiento. La simple acción de encender y apagar las bombas de vacío según el ciclo del proceso no es una solución viable. El motivo es que el funcionamiento de las bombas de vacío en el punto de máxima eficiencia y la satisfacción de la demanda de vacío del ciclo de producción son dos cosas muy diferentes. El beneficio que aporta una parte de la ecuación puede suponer una pérdida en la otra. Por tanto, la solución es un sistema de control que equilibra la eficiencia del proceso y la eficiencia del vacío.


Eficiencia en la centralización

Un sistema centralizado para conseguir la máxima eficiencia

Un suministro de vacío centralizado tiene el potencial para reducir los costes de funcionamiento e incrementar la eficiencia energética.

En los casos en los que se usan muchas bombas de vacío individuales, la centralización del suministro de vacío ofrece ventajas en cuanto a eficiencia, estabilidad del proceso y disponibilidad. Una única bomba de vacío instalada directamente en el punto de uso siempre está funcionando cuando el proceso está en marcha, aunque la demanda de vacío sea baja o inexistente. En cambio, en un sistema de vacío centralizado, la carga de trabajo se distribuye entre varias bombas de vacío.


Eficiencia en experiencia

Experiencia en aportar una mayor eficiencia a sus procesos

Un funcionamiento eficiente de los procesos de vacío requiere experiencia en la interacción de todos los componentes del proceso.

Los sistemas y las bombas de vacío son los componentes clave en muchos procesos de producción, con lo cual su disponibilidad, experiencia y funcionamiento eficiente son factores que hay que evaluar en cualquier enfoque cuyo objetivo sea incrementar la eficiencia y, por tanto, reducir el coste de funcionamiento. La única forma de garantizar un suministro de vacío eficiente es analizar la interacción de cada uno de los componentes del proceso. Busch cuenta con más de 50 años de experiencia en el diseño, la producción y el funcionamiento de sistemas y bombas de vacío. Asimismo, la empresa cuenta con ingenieros especializados en todo el mundo que ayudan a nuestros clientes a analizar los requisitos específicos de sus procesos y les ofrecen una solución que tiene en cuenta todos los factores. Con ello se garantiza el máximo nivel de eficiencia en la generación de vacío.