Importante ahorro de energía gracias a la centralización del suministro de vacío

Maulburg, Germany Maulburg - ADA Möbelfabrik, con sede en Anger (Austria), es uno de los mayores fabricantes de muebles de Europa. Empleando técnicas de producción modernas fabrica, a dos turnos, muebles tapizados, camas, colchones y somieres para el mercado austríaco y el de otros muchos países europeos. El suministro de vacío necesario para fijar las piezas que se trabajan en los centros de mecanizado de control numérico se consigue gracias a una planta de vacío centralizado fabricada por Busch Austria. Al optar por este sistema de vacío, ADA ha conseguido integrar en el proceso de producción un suministro de vacío extremadamente económico y fiable.
Uno de los centros de mecanizado a control numérico con mesas de sujeción para nesting

Los orígenes de ADA se remontan aproximadamente al año 1900 en el que, por aquel entonces, no era más que una pequeña empresa fabricante de cuerdas. Desde entonces, ha ido evolucionando hasta convertirse en un fabricante de muebles ultramoderno, pero sin dejar de lado su carácter de empresa familiar. Además de la fábrica de Anger, ADA también cuenta con centros de producción en Hungría (Körmend y Nova) y en Rumanía. Hasta 2009, el centro de producción de Anger contaba con dos centros de mecanizado a control numérico, de pórtico, con mesas de sujeción de matriz para la fabricación con nesting (NBM). Cada una de las mesas incorporaba dos bombas de vacío de paletas rotativas en seco con una capacidad de aspiración de 500 m3/ hora por bomba. Estas bombas de vacío tenían un uso ininterrumpido durante los dos turnos y, al estar cada una de ellas alimentada con un motor eléctrico de 15 kW, consumían una enorme cantidad de energía. Además, las paletas de las bombas de vacío debían sustituirse una vez al año como consecuencia del desgaste. Por todo ello, el equipo de dirección de ADA decidió buscar alternativas más económicas a su sistema de suministro de vacío, dando especial importancia a la obtención de una nueva fresadora CNC, que estaría equipada con dos bombas de vacío de paletas rotativas adicionales con motores de 4 kW. Para satisfacer esta necesidad, examinó al detalle nuestra tecnología de bombas de vacío de rotores de uña Mink.

Al contrario de lo que ocurre con las bombas de vacío de paletas rotativas normales, las bombas de vacío de rotores de uña Mink de Busch funcionan sin contacto. Esto significa que las piezas giratorias de la bomba de vacío no se tocan entre sí, con la consiguiente ventaja de que la bomba Mink crea vacío sin que se produzcan desgastes, por lo que en la cámara de compresión no se precisan fluidos de trabajo, como agua o aceite. De esta forma, las necesidades de mantenimiento y sustitución de piezas se reducen al mínimo. La única tarea de mantenimiento que debe realizarse es el cambio de aceite en el cárter de engranajes, lo cual debe llevarse a cabo cada 20.000 horas de uso. Otra ventaja de las bombas de vacío con rotores de uña Mink es que, gracias a su funcionamiento sin contacto, requieren un motor de menor potencia, lo que a su vez reduce el consumo energético.

En las conversaciones entre ADA y Busch Austria, se habló de centralizar el suministro de vacío. Para satisfacer esta necesidad, Busch Austria diseñó un sistema de vacío personalizado para ADA compuesto por ocho bombas con rotores de uña Mink idénticas, cada una de ellas con una capacidad de aspiración de 300 m3/hora. Este sistema proporciona suficiente vacío a los dos centros de mecanizado a control numérico con mesas de sujeción para nesting y al centro de mecanizado adicional con ventosas de bloque. Una bomba Mink adicional sirve de bomba de reserva. Esta bomba prácticamente no se usa, pero, de ser preciso, puede utilizarse para aumentar la capacidad de aspiración del sistema, a fin de que pueda conectarse al suministro de vacío una fresadora CNC adicional.

La capacidad de aspiración necesaria varía enormemente y, en gran medida, depende de los materiales utilizados y del tamaño de las piezas a mecanizar. Por ejemplo, cuando se trabajan materiales con una elevada permeabilidad al aire en uno de los tres centros de mecanizado conectados, se necesita una mayor capacidad de aspiración que cuando se trabaja madera maciza en los tres centros de mecanizado a la vez. Por lo tanto, el control del sistema de vacío se ha diseñado para que, en todo momento, únicamente funcionen las bombas imprescindibles para suministrar la potencia necesaria. Todas las demás bombas quedarán apagadas automáticamente.

El consumo energético del sistema de suministro de vacío habría alcanzado los 68 kW en caso de que a los dos centros de mecanizado de pórtico, cada uno de ellos equipado con dos bombas de vacío de paletas rotativas de 15 kW, se hubiera añadido la fresadora CNC propuesta que contaría con otras dos pequeñas bombas de vacío de paletas rotativas, cada una de ellas con un motor de 4 kW. El sistema de vacío centralizado ofrecido por Busch necesita 44 kW para las ocho bombas de vacío con rotores de uña Mink, lo que, en teoría, ofrece un ahorro de energía del 35 %. Además, gracias al sistema de control según demanda, cada una de las bombas de vacío Mink solo está en funcionamiento una media de 10 de las 16 horas en que se desarrollan los dos turnos. De esta forma, se consigue un ahorro energético adicional de, aproximadamente, el 38 %.

El sistema de vacío Mink de Busch lleva funcionando desde mayo de 2009 y en todo este tiempo aún no ha presentado ningún fallo. A finales de 2009, el equipo de dirección de ADA ya estaba estudiando la posibilidad de adquirir otro sistema de vacío para el centro de producción de Körmend (Hungría), tras comprobar la rentabilidad y la fiabilidad del sistema de vacío de Busch con el que ya cuentan.


Categorías
¿Quiere saber más?
Póngase en contacto
con nosotros directamente (Busch Colombia):
+57 (1)3 09 92 12 Formulario de contacto