Tecnología de vacío para aprovechar mejor cada ola - Las tablas de surf perfectas se crean utilizando la tecnología de vacío

Tecnología de vacío para aprovechar mejor cada ola - Las tablas de surf perfectas se crean utilizando la tecnología de vacío

El término adecuado es "infusión de resina al vacío", pero los fabricantes de tablas tienen otro nombre para ella: la "bolsa de vacío". El proceso permite fabricar tablas de surf extremadamente ligeras pero resistentes; estas propiedades son las que realmente buscan los profesionales a la hora de elegir una tabla.

La tabla perfecta para cada ocasión

Deslizarse por una montaña que emerge en el mismo instante en el que uno está sobre ella es probablemente una de las interacciones más profundas con los elementos que uno puede experimentar. Los primeros surfistas utilizaban fardos de tallos de plantas, troncos de árboles pequeños, tablas o las puntas de las canoas. Empezaron a deslizarse por las olas hará unos 4000 años y eran verdaderos expertos en el océano: los polinesios conquistaron el Pacífico con sus canoas mucho antes que los exploradores europeos. Por tanto, el deporte en realidad debería llamarse "he'e nalu", que es la palabra hawaiana para el surf. Especialmente porque los mejores lugares para hacer surf se encuentran en Hawái.

Las tablas de surf siempre han sido tan personales como sus propietarios. Las hay de muchísimas formas y diseños, ya que los modelos se ajustan a diversas necesidades y requerimientos. Su construcción influye en el giro, la flotabilidad y la velocidad. Ya sean pequeñas y maniobrables o largas y estables, cada surfista tiene su tabla favorita para cada tipo de surf. Los profesionales acuden a las competiciones con aproximadamente una docena de tablas. Los mejores modelos se fabrican (a menudo de modo individual) con un proceso de infusión de resina al vacío.

Fabricación capa a capa

Se suele utilizar espuma rígida para crear el núcleo de la tabla de surf. Últimamente también se incluye una burbuja de plástico llena de helio en el centro para reducir aún más el peso de base. Este núcleo se reviste de varias capas de fibra, principalmente fibra de vidrio o de carbono. La capa más exterior se envuelve con una cubierta provisional, un material plástico que se retira tras el curado. Cuando se retira, deja una superficie de rugosidad uniforme que más tarde se puede barnizar para crear la capa externa de la tabla. Pero para realizar la infusión de resina, esta estructura primero se cubre con un fieltro absorbente para garantizar que el vacío se distribuya de forma uniforme. Después, el paquete se coloca en el molde, que determinará el tamaño y contorno definitivos de la tabla. Consta de dos mitades e inicialmente se pretrata con cera de desmoldeo para que sea fácil de separar. Esto es importante, ya que más tarde se introducirá resina sintética muy pegajosa.

El vacío garantiza la resistencia

Pero primero, el molde se introduce con cuidado en una bolsa de vacío. Todos los bordes abiertos de la bolsa se cierran utilizando cinta de sellado al vacío para crear una bolsa cerrada herméticamente: la denominada "bolsa de vacío". Solo está cortada por dos sitios, por donde pasan dos tubos flexibles que van al interior del molde. Tras comprobar que la bolsa y la cinta de sellado no tienen fugas, se usa una bomba de vacío para extraer el aire del molde por uno de los tubos. Después, se añade la resina liquida por el segundo tubo.

El vacío no solo garantiza que la resina penetre en las capas de fibras sin formar bolsas de aire, sino que, gracias a un proceso de vacío innovador, se necesita mucha menos resina para saturar las capas de fibra mejor de lo que permitían los métodos convencionales. El vacío garantiza que la resina se distribuya uniformemente y que rellene completamente los espacios entre las fibras. Esto supone dos ventajas en el producto final: el material compuesto terminado es particularmente ligero pero, a pesar de ello, muestra una gran estabilidad.

El medio ambiente también se beneficia en dos aspectos. El uso de menos resina implica un menor consumo de materias primas y energía. Además, la tecnología de vacío también extrae los vapores de disolvente que se crean al procesar la resina sintética. Estos pueden sacarse del área de producción y tratarse.

Los expertos elogian el excepcional ajuste de la flexibilidad del producto final, que se puede lograr utilizando el proceso de vacío. Los surfistas profesionales indican que no necesitan tantas tablas gracias al desarrollo de este tipo de tabla de surf.

Las bombas de vacío de paletas rotativas R 5 se cuentan entre las que mejor evacuan los moldes de laminados para la infusión de resina.

El proceso de infusión de resina al vacío no solo se utiliza para tablas de surf. Muchos otros productos que dependen en gran medida de la combinación de un peso liviano y una resistencia mayor también se fabrican utilizando esta tecnología. Entre ellos se incluyen las aspas de rotor de las centrales de energía eólica y mareomotriz, los cascos de los yates de alta calidad, los fuselajes y las alas de aviones ultraligeros y planeadores, así como un número cada vez mayor de componentes para aviones de pasajeros, por ejemplo. Además de las cualidades mecánicas del material, el ejército también valora sus propiedades deflectoras de radares, por ejemplo, para estructuras de submarinos. Se están descubriendo continuamente nuevas áreas de aplicación como, por ejemplo, la tecnología médica, la ingeniería mecánica y la robótica, la fabricación de coches, el transporte común y el transporte ferroviario, así como el equipamiento deportivo de alta tecnología, como los bobsleighs.


Suscríbase al boletín "World of Vacuum"
Suscríbase hoy mismo y manténgase al día de las novedades del mundo de la tecnología de vacío.

SUSCRIBIRSE

¿Quiere saber más?
Póngase en contacto
con nosotros directamente (Busch Chile):
+56 (02) 23 76 51 36 Formulario de contacto