Por favor, actualiza tu navegador.

Parece que estás utilizando una versión antigua del navegador Microsoft Edge. Para obtener la mejor experiencia con el sitio web de Busch, actualice su navegador.

Hace tiempo que los uniformes son cosa del pasado. Fuente: Nippon Busch.

Mucho más que solo preparar café

Desafiar los roles de género

Japón es, sin duda, una de las culturas más interesantes y polifacéticas del mundo. ¿Pero alguna vez se han preguntado el papel que desempeñan las mujeres en la sociedad japonesa? A través de nuestra filial de ventas local tenemos representación directa en Japón, donde contribuimos activamente a conseguir una imagen emancipada de las mujeres en la vida laboral.
Hasta la década de 1980, las mujeres solían trabajar principalmente como secretarias, con trabajos de apoyo a los empleados masculinos, como hacer fotocopias, limpiar o servir el té y el café a los visitantes. En aquella época, el objetivo de las mujeres no era tener una carrera profesional, sino encontrar esposo y convertirse en amas de casa. Esto también se refleja en el código de vestimenta. De hecho, la tradición exigía a las mujeres japonesas que llevaran uniforme y mostraran su subordinación.
Actualmente, la sociedad japonesa ha mejorado mucho en cuanto al estatus y los derechos de las mujeres. No obstante, sigue habiendo algunas empresas tradicionales en las que las mujeres son cosificadas mediante la obligación de llevar uniformes y en las que solo las trabajadoras femeninas deben servir el té y el café a los visitantes. Para Busch, esto es inaceptable. Por esa razón, estas condiciones fueron abolidas hace años. En Busch Japón, los hombres y las mujeres sirven el té y visten ropa informal. Esto no solo es una medida simbólica, sino un medio para atraer a más mujeres y gente joven para los puestos vacantes. De este modo aumenta la diversidad entre nuestro personal, lo que acaba aumentando la productividad y la creatividad a través de diferentes perspectivas y enfoques. El director general, Eugenio Saita, también es consciente de ello:
“Yo quiero opiniones diversas. No solo hombres obedientes.“
Eugenio Saita, General Manager, Nippon Busch