Por favor, actualiza tu navegador.

Parece que estás utilizando una versión antigua del navegador Microsoft Edge. Para obtener la mejor experiencia con el sitio web de Busch, actualice su navegador.

TAPIR

Detectores de fugas

tapir_hl_2216_a

Las fugas en los sistemas de vacío pueden provocar daños considerables en procesos industriales delicados. Las bombas de vacío pueden fallar o requerir tareas de mantenimiento más frecuentes. La calidad final puede verse afectada y se puede incurrir en pérdidas de eficiencia energética. Como resultado, los costes de energía y los costes de funcionamiento generales pueden aumentar drásticamente.

Nuestros detectores de fugas TAPIR se han diseñado especialmente para evitar todos estos problemas. Son capaces de localizar y cuantificar las fugas con precisión. De este modo, mejoran la calidad de salida, la eficiencia y la fiabilidad de todo el proceso. En casi cada industria, desde la automoción hasta el gas y el petróleo.

Hay varios modos de detectar fugas con nuestro TAPIR. La llamada prueba de pulverización, que es adecuada para componentes bajo vacío. Y la detección de fugas por aspiración para componentes bajo presión. El medio de detección es el gas trazador helio o hidrógeno.

Ambos métodos de prueba son fáciles de usar y ofrecen resultados precisos, lo que convierte a TAPIR en el complemento perfecto para su proceso de vacío.

Principio de funcionamiento

Prueba de pulverización (componentes bajo vacío)
La llamada prueba de pulverización es el método de prueba ideal para componentes bajo vacío. Este principio de medición es el método con mayor sensibilidad de todos. Se pulveriza helio o hidrógeno sobre la superficie exterior del objeto de la prueba. En caso de fuga, las moléculas entrantes se introducen mediante la bomba de vacío turbomolecular integrada de TAPIR junto con su bomba primaria. Finalmente, acaban dentro de una célula del analizador. Esta célula detecta los átomos del gas trazador.

Detección de fugas por aspiración (componentes bajo presión)
La detección de fugas por aspiración es el método perfecto para componentes bajo presión. El objeto de prueba se presuriza con helio o hidrógeno. Una sonda de aspiración conectada a nuestro TAPIR es guiada lenta y sistemáticamente por el objeto. En caso de fuga, se detectan los átomos del gas trazador que sale. Y de este modo se localiza la fuga con precisión.

TAPIR HL

tapir_hl_1102_a

Los potentes dispositivos de detección para todas las aplicaciones

  • Resultados de medición precisos
  • Tiempo de respuesta ultrarrápido
  • Tiempos de arranque breves
  • Panel de control desmontable
  • Display en color de alta definición con pantalla táctil
  • Menú de navegación intuitivo
  • Ajustes de parámetros personalizables
  • Tarjeta de memoria SD integrada

Video: Cómo funcionan los detectores de fugas TAPIR HL
3d_animation_tapir_hl_thumbnail

Las cookies deben ser aceptadas para ver este video.

Permitir todas las cookies

Ventajas de la serie TAPIR HL
TAPIR HL son los nuevos detectores de fugas de Busch. Todos los modelos están especialmente diseñados para la detección de fugas mediante pulverización y aspiración en casi todas las aplicaciones. Estos detectores de fugas se caracterizan por su rápido tiempo de respuesta, sus breves tiempos de puesta en marcha y sus resultados de medición precisos.

Los modelos TAPIR HL están disponibles en dos versiones diferentes. En versión pequeña, portátil y ultraligera con bomba de vacío seca de diafragma integrada. Esta versión es el dispositivo perfecto para técnicos de servicio. Puede utilizarse en cualquier orientación, lo que la convierte en la opción ideal para examinar equipos y tuberías de grandes dimensiones.

La versión multiuso incluye una bomba de vacío de paletas rotativas lubricada con aceite de alta capacidad para obtener unos tiempos de evacuación extremadamente breves. Gracias a su alto caudal, esta versión se caracteriza por sus respuestas rápidas al gas trazador seleccionado. Este detector se puede colocar, por ejemplo, en un banco de trabajo. Otra posibilidad es integrarlo permanentemente en una línea de producción automatizada.

Ambas versiones están equipadas con un panel de control desmontable que incluye una pantalla en color táctil de alta definición. Gracias a sus imanes integrados, también puede fijarse en soportes de metal. En caso de fuga, el dispositivo TAPIR muestra la tasa de fuga en la pantalla o emite una señal acústica.

Todos los datos relevantes se almacenan en la tarjeta de memoria SD. Los datos se pueden descargar y utilizar fácilmente para documentar y procesar posteriormente los resultados de la prueba de fugas. El menú está claramente estructurado y permite un uso intuitivo. Todos los ajustes de parámetros se pueden personalizar. Esto permite a los usuarios ver solo lo que es importante sobre cada proceso específico.

Todos los productos de TAPIR HL
  • TAPIR HL 1102 A

    TAPIR HL 1102 A

    Vacío límite:

    Caudal nominal:

    Leer más
  • TAPIR HL 2216 A

    TAPIR HL 2216 A

    Vacío límite:

    Caudal nominal:

    Leer más

Preguntas frecuentes sobre TAPIR

¿Qué tipo de detectores de fugas son los modelos TAPIR HL?
Los TAPIR HL son detectores de fugas que funcionan con hidrógeno o helio como gases trazadores. Usando el gas trazador se pueden detectar, localizar y cuantificar las fugas en sistemas de vacío.

¿Cuáles son las ventajas de los detectores de fugas TAPIR HL?
Los detectores de fugas TAPIR HL son capaces de detectar los gases trazadores helio e hidrógeno con una precisión muy alta. Desde grandes fugas hasta las microfugas más pequeñas. Mejoran la eficiencia energética de los sistemas de vacío, garantizan la calidad del producto y aumentan la seguridad de los productos finales.
El modelo TAPIR HL 1102 A destaca por su movilidad y es la mejor opción para técnicos de servicio que suelen desplazarse. Ofrece todas las características de un potente detector de fugas en una unidad compacta, con la mitad de ocupación de espacio, peso y tamaño que un detector de fugas convencional, sin poner en peligro el rendimiento.
El modelo TAPIR HL 2216 A es capaz de detectar cualitativamente fugas grandes, incluso a 100 mbar. La cuantificación precisa de la tasa de fuga es posible por debajo de los 25 mbar. Por tanto, el TAPIR HL 2216 A es capaz de detectar fugas incluso antes de que los detectores de fugas convencionales alcancen su modo de prueba.

¿En qué aplicaciones se pueden usar los detectores de fugas TAPIR HL?
Los detectores de fugas TAPIR HL se pueden usar en casi todas las aplicaciones para la prueba de fugas en tuberías, válvulas, depósitos, bombas de vacío, etc. Concretamente, en la industria del automóvil (p. ej. airbags, depósitos de combustible, válvulas de ABS), hospitales y centros de salud (p. ej. marcapasos, catéteres, filtros de sangre), en el envasado al vacío, la producción de semiconductores (p. ej. controladores de flujo másico, circuitos integrados, líneas de gas) o en la industria aeroespacial (p. ej. motores, antenas o suministro de combustible).

¿Cuál es la diferencia entre la prueba de pulverización y la detección de fugas por aspiración?
La prueba de pulverización es adecuada para componentes bajo vacío. Es el método con mayor sensibilidad de todos los disponibles. La detección de fugas por aspiración se utiliza para componentes bajo presión. Es la opción perfecta para localizar fugas con precisión.

¿Cuáles son los componentes de un detector de fugas TAPIR HL?
Los detectores de fugas TAPIR son máquinas complejas construidas para aplicaciones con altas exigencias.
Los componentes principales de un detector de fugas son la bomba primaria, una bomba de vacío turbomolecular, un bloque de válvula, una celda de analizador y una pantalla.

¿En qué situaciones/aplicaciones debo utilizar el modelo TAPIR HL 1102 A?
El TAPIR HL 1102 A es un detector de fugas exclusivo, que ofrece la mayor sensibilidad de detección en un sistema que tiene la mitad del peso, la mitad del tamaño y ocupa la mitad de espacio que las unidades de mesa convencionales. Su portabilidad lo convierte en la mejor opción para servicios de detección de fugas y para muchas aplicaciones. Pese a su tamaño compacto y pequeño, se trata de un sistema de detección de fugas completo con el mismo nivel de sensibilidad que los modelos más grandes.
Hay disponibles cajas de transporte como accesorio para poder transportar y enviar fácilmente el TAPIR HL 1102 A.

¿En qué situaciones/aplicaciones debo utilizar el modelo TAPIR HL 2216 A?
El TAPIR HL 2216 A se puede usar para la detección de fugas en varias aplicaciones. Entre ellas figuran la detección de fugas industrial o incluso la integración en una línea de producción. Son los únicos detectores de fugas de su clase que ofrecen una detección de fugas cualitativa a partir de los 100 hPa (mbar) antes de alcanzar el modo de prueba (25 mbar) para la detección de fugas cuantitativa. En el modo de detección de fugas por aspiración, ofrecen su mayor sensibilidad, con 5*10-9 mbar l/s.

¿Cuál es la diferencia entre la detección de fugas cualitativa y la cuantitativa?
En principio, la detección de fugas cualitativa solo determina si hay o no una fuga importante en el sistema que se está investigando. Esto ya es posible a partir de una presión de entrada de 100 mbar con el modelo TAPIR HL 2216 A de Busch. A medida que se reduce la presión de entrada, generalmente a 25 mbar, los detectores de fugas son capaces no solo de detectar las fugas, sino también de cuantificarlas. Esto significa que se puede determinar con precisión el tamaño de una fuga en función de su tasa de fuga.

¿Puedo registrar los datos de medición?
¡Sí! La tarjeta SD extraíble permite registrar los datos de la medición. Además, puede guardar los ajustes de los parámetros. Además de usar el detector de fugas de manera independiente del equipo auxiliar, también se puede conectar a un ordenador o a otros equipos de producción gracias a las interfaces de comunicación disponibles.

¿Qué tipo de material se utiliza en los filamentos de la celda del analizador?
Para ampliar su rendimiento, se utilizan filamentos de iridio recubierto de itrio, que ofrecen el doble de duración, con un multiplicador de electrones de placa multicanal.

¿Qué modos ofrecen el TAPIR HL 1102 A y el TAPIR HL 2216 A?
Ambos detectores de fugas TAPIR de Busch ofrecen tres modos de prueba diferentes: aproximada, normal y de alta sensibilidad. Estos modos se seleccionan automáticamente. Según la presión de entrada detectada por un sensor de presión Pirani, se accionan automáticamente distintas válvulas del bloque de válvula. Esto provoca que se abran distintas válvulas para que el gas trazador entre en la bomba de vacío turbomolecular en distintas posiciones. Según el lugar de la bomba de vacío turbomolecular en el que entre el gas, la sensibilidad aumenta. El modo de prueba aproximada del TAPIR HL 1102 A se inicia a 15 mbar, mientras que en el TAPIR HL 2216 A se inicia a 25 mbar. Además, el TAPIR HL 2216 A ofrece un modo adicional llamado «modo masivo». Esto permite iniciar la detección de fugas cualitativa a 100 mbar, antes de alcanzar los modos de prueba normales.

¿Qué accesorios se recomiendan?
Los dos accesorios principales son la pistola de pulverización de helio y la sonda de aspiración. Ambas son esenciales para los dos métodos de prueba: la prueba de pulverización y la detección de fugas por aspiración, respectivamente. Se recomienda usar carritos de transporte y la caja de transporte para mejorar la movilidad y proteger los detectores de fugas TAPIR HL durante el transporte. Los filtros de aire son necesarios para proteger el sistema de vacío de alto rendimiento del interior del detector de fugas contra los daños provocados por las partículas de polvo.